Esta fiesta comenzó como una simple reunión entre amigos gay, después de un rato charlando la fiesta comienza a desmadrase y se desnudan con la intención de convertir esta pequeña reunión en una orgía gay en grupo, se ha hablado mucho sobre la promiscuidad de los hombres y tenemos que reconocer que la gran mayoría de los asistentes a esta fiesta gay son muy promiscuos y además les encanta disfrutar del sexo entre amigos.

Poco a poco se van uniendo más al grupo y animándose a follar en grupo, no resulta algo sencillo desnudarse en público y follar con estos hombres pero al final el pudor se queda aún lado y todos se unen a esta orgía en grupo, uno de ellos se permite el lujo de correrse en la cara y en la boca de uno de sus amigos deleitándole con una dulce ráfaga de semen en toda la boca.